Zoológico le amputó garras a leona para que visitantes puedan jugar con ella

0

Entre esas noticias que desencajan la mandíbula de solo mencionarlas probablemente esta se asoma entre los primeros lugares: una leona se le ha amputado las dos garras por parte del zoológico donde se encuentra solo para que los visitantes pudieran jugar con ella sin riesgo.

El insólito lugar se encuentra en Palestina. Pese a que el anuncio podría causar alarma de entrada a cualquier defensor de los animales, la aparente acción luce como lo más “inocente” si se compara con la manera en la que se hizo.

>>>Video Recomendado<<<

Suscribete

De acuerdo a informaciones de distintos medios,  las garras del felino de entonces un año y dos meses de vida fueron mutiladas con una tijera de jardín ante la ausencia de hospitales con atención veterinaria en el área.

El sitio está ubicado Rafaj, en Franja de Gaza, y en este se confirmó que el corte anatómico se ejecutó justo para que aquellos que decidan jugar con el animal, conocida como Falestine, puedan hacerlo sin correr peligro.

Tanto el propietario como el veterinario declararon a la prensa que la idea de cortar las garras era para que no crecieran tan rápido como pudiese esperarse.

Ya varias organizaciones se han organizado al respecto. La primera es Four Paws, en Bostón Massachussetts (Estados Unidos) que no ha tardado en indicar a través de sus representantes que si bien las autoridades del zoológico indicaron que no fue traumático el proceso, hubo un procedimiento agonizante y traumático. 

Incluso se señala que además de realizar el corte –que podría equivaler a cortar dedos a los humanos hasta los nudillos- hay otras condiciones que juegan en contra como la desnutrición y las condiciones en las que vive.

Gracias a esto, por ejemplo, tiene altas posibilidades de contraer una infección además de estar imposibilitada para escalar o sujetar la comida.

Quizás también te interese: Crean pecho artificial para que hombres puedan amamantar a sus bebés

El comunicado realizado por la agencia defensora también hace hincapié en que otros 50 animales están en riesgo o se encuentran en situación de riesgo. Mencionan entre varios el de otros cuatro cachorros de león que se murieron por congelación debido a que no poseían un refugio acondicionado para el clima de la región.

La cereza en este helado sería el historial de maltrato por el ambiente político y social del país. Es justo en este territorio donde los animales salvajes son contrabandeados  y algunos han fallecido por batallas de guerra desde que fuese inaugurado en 1999.