Una mujer renuncia a respirador para que lo usaran en alguien más joven

0

Frente a la emergencia sanitaria que atraviesa el mundo entero, médicos han llegado a la penosa situación de decidir a quién asignar uno de los respiradores disponibles. Esto debido a que no son suficientes para atender a la gran cantidad de pacientes que presentan problemas respiratorios a causa del Covid-19.

Es así como un respirador se ha convertido en un elemento esencial, ya que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en los casos más graves de neumonía desarrollada por la infección de coronavirus.

A pesar de esto, una mujer belga llamada Suzanne Hoylaerts, no permitió que se le conectara a un respirador, para que este pudiera ser utilizado por una persona más joven que lo necesitara.

Suzanne, de 90 años y residente de Binkom, a 40 kilómetros de Bruselas, ingresó al hospital con límites de saturación de oxígeno muy bajos y resultó positivo para Covid-19, así que el personal sanitario decidió aplicarle un respirador artificial.

Pero Suzanne rechazó la ayuda que le ofrecían los profesionales de la salud, “No quiero respiración artificial, guárdala para pacientes más jóvenes” dijo. Además alegó que ella ya había tenido una buena vida, y animó a los médicos a no llorar porque habían hecho todo lo posible.

La anciana falleció 24 horas después, convirtiéndose en un caso más de fallecimientos por coronavirus, que en Bélgica ya suman más de 500.

Tal vez te interese leer: Reabren mercados en China donde venden y comen murciélagos

La hija de Suzanne, Judith, habló sobre el generoso y conmovedor gesto de su madre a la prensa, y lamentó no haber podido decirle adiós ni asistir a su funeral. Pues por las medidas de seguridad, a los afectados no se les permite el contacto con parientes ni siquiera después de fallecer.