Una de las fotografías más conmovedoras que está recorrido el mundo

0

El cáncer es una de las enfermedades más mortíferas del mundo, anualmente cobra la vida de millones de personas y entre ellas, un porcentaje están apenas comenzando a vivir. Pues esta enfermedad no solo no discrimina entre condición social, religión o color de piel sino que además, tampoco exime a ninguna edad.

Así es, tristemente niños en edades muy tempranas, son diagnosticados anualmente con cáncer, y si lidiar con una enfermedad como esta es sumamente difícil para un adulto, para un niño implica sin duda una fortaleza y madurez digna de toda admiración.

Lamentablemente, en la actualidad, los 300 mil niños que aproximadamente padecen de cáncer anualmente, no siempre cuentan con los recursos necesarios para sobrellevar la enfermedad, razón por la cual, pierden la batalla y deben partir de este mundo mucho antes de alcanzar sus sueños o primeras metas de vida siquiera.

Sin embargo, luchar contra el cáncer no es solo cuestión de disponibilidad financiera, esto es solo una parte importante, indispensable para lograr todos los medicamentos y la ayuda profesional necesaria para los costosos tratamientos que pueden brindar la posibilidad de combatir las células cancerígenas y recuperar la salud.

Foto vía Facebook: @beatitlikebeckett

La otra parte sumamente difícil con la que se debe luchar, es con el aspecto físico y emocional que va sufriendo un desgaste impresionante a medida que va avanzando la enfermedad o los procedimientos para contrarrestarla. Y cuando se trata de los niños, quienes se ven vulnerados ante el terrible cáncer, toda la familia se ve sumida en una mezcla de sentimientos con una gran impotencia.

Ahora bien, ¿Si además, ese niño con cáncer tiene hermanos, cómo es la situación? Pocas veces de esto se habla. Así que Kaitlin una madre residente de Princeton, Texas, decidió compartir vía Facebook una fotografía que llama a la reflexión con respecto a este punto.

En la cuenta llamada Beckett Strong en la mencionada red social, la madre del pequeño de tan solo 4 años, decidió ir compartiendo avances sobre el estado de salud de su hijo, a lo largo de su camino en la lucha contra el cáncer, luego de ser diagnosticado un  año atrás.

De manera que, el pasado 03 de septiembre, Kaitlin quien también tiene una hija tan solo 15 meses mayor que Beckett, compartió un par de fotografías y una de estas ha conmovido a personas de distintas partes del mundo.

En la imagen se ve a Audrey la hermanita de Beckett colocándole su mano en la espalda descubierta, él se encuentra solo vestido con un pañal frente al retrete, notándose que acaba de vomitar como parte de los efectos que genera la quimioterapia.

Esta foto tan conmovedora, fue acompañada con unas muy sentidas palabras de su madre quien explicó lo que padece una familia con varios hijos, cuando uno de ellos se enfrenta al cáncer.

Kaitlin cuenta sobre toda la transformación que se vivió cuando Beckett pasó de ser un niño sano, enérgico y juguetón, a un niño adormitado y tranquilo por las sesiones de quimioterapia. Ella dice además que, para su hermana no era fácil entender lo que ocurría y que ahora no lo entiende del todo, pero siempre ha estado dispuesta a quedarse al lado de su hermano para cuidarlo.

La madre de estos dos pequeños tan unidos y amorosos, ha explicado igualmente que, decidieron involucrar a Audrey en todo, porque los niños necesitan estar juntos y apoyarse. De hecho, desde siempre estos hermanos jugaban y se divertían juntos, así que, la enfermedad simplemente no logró apartarlos. Gracias a su madre, saben la importancia de mantenerse unidos para salir adelante.

Ahora se ha hecho recurrente que Audrey acompañe a Breckett como se puede ver en la fotografía, luego de vomitar mientras juegan, o después de las sesiones de quimioterapia. Es decir, en cada situación difícil para Beckett, Audrey ha entendido que debe mantenerse cerca.

Este niño de tan solo 4 años, con leucemia linfoblástica aguda, ha sido todo un luchador desde hace más de un año y probablemente tenga que seguir batallando durante unos dos años más para vencer la enfermedad.

Quizás también te interese leer: Científicos Descubren Fármaco Que Detiene El Cáncer De Forma Permanente

Ahora mismo es un ejemplo viviente de fortaleza y pese a que ha bajado de peso, ya no tiene la misma energía para jugar y ha tenido que sufrir un cambio drástico en su vida, cuenta con quienes le aman profundamente, como su mamá y hermana, para seguir enfrentando cada día con esperanza