Un enorme pez se comió un tiburón de un solo bocado

0

La naturaleza puede ser asombrosa e implacable, pues en la cadena alimenticia el cazador se puede convertir en la presa de un momento a otro. Esto se hizo evidente en un video compartido por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), en el que se observa cómo un gran pez devoró un tiburón de un solo bocado.

Aunque el audiovisual fue registrado y compartido el año pasado, todavía se comparte masivamente en internet y las redes sociales. Ya que se trata de un material bastante sorprendente, en el que se lograron captar situaciones muy poco usuales.

En primer lugar, no es habitual ver tiburones alimentándose en grupo, de acuerdo con Peter Auster, científico de la Universidad de Connecticut. No obstante esto fue precisamente lo que pudieron captar en la filmación, once tiburones alimentándose de un pez espada muerto a una profundidad de 450 metros.

Pero lo que causó un mayor impacto entre los investigadores y también entre los internautas, fue que, mientras los tiburones se alimentaban tranquilamente, un enorme pez se escondió tras el vehículo operado por control remoto, para acechar y posteriormente devorar uno de estos tiburones.

El gigantesco mero no solo sorprendió por su gran tamaño y su habilidad para atrapar al tiburón de aproximadamente 60 cm, sino también porque, los escualos no forman parte de la dieta habitual de estos animales. No obstante, parece que en la naturaleza no hay reglas fijas cuando de supervivencia se trata.

Tal vez te interese leer: Continente africano se está partiendo en dos y se prevé aparición de nuevo océano

Según Infobae, las imágenes fueron captadas por casualidad, cuando la expedición Windows to the Deep se encontraba buscando los restos de un naufragio de la Segunda Guerra Mundial con un vehículo a control remoto, específicamente frente a la Costa de Carolina del Sur.

No cabe duda que se trata de momentos impresionantes de la naturaleza, que rara vez se tiene la oportunidad de presenciar. Pero que gracias a la tecnología, los científicos y amantes de la naturaleza ahora podemos visualizar.