Tener jefe tóxico es tan dañino como el cigarrillo aseguran estudios

0

Si se hace una lista de males, el cigarrillo queda como el menor ante un jefe que sea tóxico aseguran los estudios.

Tan alarmante afirmación para el ámbito laboral lo realizan el equipo de las universidades Harvard Business School y Stanford. Gracias a sus investigaciones (de la que no se especifica el año) en la que contabilizan 200 resultados sobre ambientes de trabajo, pueden concluir que el estrés producido a una figura de autoridad genera un daño igual o mayor al que produce ser fumador pasivo.

Las implicaciones en ambos casos no lucen de panorama favorecedor para la persona: triglicéridos alterados y estrés constante, por mencionar dos ejemplos.

Para que no caer en conjeturas, se asocia la investigación con la realizada por la Asociación de Psicología de Estados Unidos. Esta advierte que el estrés en trabajadores va de la mano con el comportamiento de jefes.

“En Estados Unidos, el 75 % de las personas declaran que tener un mal jefe es su principal razón para encontrarse bajo estrés”, se afirma.

Quizás te interese también: Estudio Revela Que Para Disminuir El Estrés Laboral Debes Ignorar A Tus Compañeros De Trabajo

Finalmente un trabajo académico de la Universidad de Manchester pone sobre el poniente un tercer mal en esta relación que no es más que una enfermedad relacionada con la salud mental. Entre sus conclusiones se asegura que un jefe tóxico puede hacer desarrollar a sus subordinados cuadros depresivos que se traducen en abusos.

Todos coinciden en afirmar en que se puede identificar a un jefe de ese estilo por varios indicadores sencillos como sus críticas negativas y nada motivadoras. Incluso porque culpan de los resultados a otros aunque estén correctos (y a él o ella no le parezca).