Se Aman, pero les Prohíben Casarse Legalmente por Tener Síndrome de Down

0

A pesar de que Carmelita Guadalupe de 19 años y Pablo Alejandro de 27 se aman y han mantenido una relación desde hace 4 años, tendrán que casarse únicamente por la iglesia porque en el estado de Sonora no pueden contraer matrimonio legalmente.

La pareja inició la relación hace 4 años cuando Carmelita le pidió a Pablo que fuera su Chambelán. Mientras que asistían a los ensayos del vals, la ceremonia religiosa y a la fiesta; se enamoraron y desde entonces han mantenido una relación.

Carmelita describe a Pablo como un hombre caballeroso y detallista porque siempre llega a su casa con un chocolate, una rosa o un peluche. Además, explicó que también le gusta lo trabajador que es, ya que trabaja en el restaurante de su padre ubicado en el mercado municipal de Guaymas.

Les prohiben casarse por tener sindrome de down
Foto via tribuna

El artículo 22, del capítulo III en el “Código de Familia para el Estado de Sonora” establece que: “La incapacidad mental manifiesta o declarada judicialmente de alguno de los cónyuges que impida al sujeto conocer y dirigir su conducta” es un obstáculo para contraer matrimonio.

La directora del registro civil de Sonora, María Azucena Burgos Fuentes, explicó que las personas con este síndrome no son capaces de comprometerse con los objetivos que deben cumplirse considerando al matrimonio como un contrato.

La única manera en la que Carmelita y Pablo pueden contraer matrimonio legalmente es presentándose ante un juez familiar que abrirá un proceso que puede durar desde ocho meses a un año. Él evaluará el caso y posteriormente decidirá si pueden contraer matrimonio. Sin embargo, Burgos afirma que la pareja aún no se ha presentado ante algún juez para abrir el proceso.

 

Carmelita recuerda con emoción el momento en el que le pidieron matrimonio. Durante su cumpleaños número 19 el nueve de septiembre del año en curso, justo cuando los mariachis terminaron de cantar las mañanitas, Pablo se hincó sobre su rodilla y le propuso matrimonio. Ella aceptó emocionada.

Ambos padres se encuentran felices por el matrimonio, y dicen que, a pesar de que no pueden contraer matrimonio legalmente, están colocando todas sus energías para realizar la boda de los sueños de sus hijos.

Mira el video: