Ranchero lucha cuerpo a cuerpo contra puma para salvar a su perro

0

Cuando creíamos que no existían más historias increíbles por contar llega este ranchero y lucha cuerpo a cuerpo contra un puma para salvar a su fiel perro.

El hecho procede desde Río Negro, en Argentina, donde Vicente Navarrete, un ranchero local, llegó a titulares por salvar al can que tanto lo ha acompañado en su vida. Tanto como para enfrentarse mano a mano contra un puma.

De acuerdo a reportes emitidos en medios locales, se encontró con el animal salvaje en el paraje Huahuel Niyeu, exactamente a unos 11 kilómetros en un sector de la provincia.

Ranchero lucha cuerpo a cuerpo contra puma para salvar a su perro
El animal fue conseguido sin vida tras dejar malherido al ranchero | Foto vía Tribuna

Ese domingo de agosto el hombre salió a caballo acompañado de su esposa, Honoria Antefil, además de uno de sus perros. La intención era traer de vuelta a sus vacas que estaban pastando en las cercanías de su campo.

Según las entrevistas locales, en algún momento la mujer se adelantó para arrear el ganado y su perro se dirigió en otra dirección. Aparentemente olió al felino que acechaba en los alrededores.

En pocos minutos Navarrete escuchó el alboroto y encontró al canino siendo atacado por el puma. Ahí se bajó del caballo y enfrentó al felino a través de dos puñaladas. El animal salió corriendo hacia a unos cerros.

El ranchero y su perro lo siguieron. Cuando lo consiguieron, estaba tendido, al parecer muerto. Ahí el hombre se acercó y el puma saltó sobre él. Ahí comenzó la sangrienta pelea que terminó con la muerte del animal y Navarrete malherido.

Quizás te interese también: Fue al hospital pensando que tenía piedras en el riñón y terminó pariendo trillizos

En el otro extremo del sector, la esposa se comunicó con la Policía de Valcheta al ver que su esposo no había llegado a su hogar. En poco tiempo se organizó una intensa búsqueda a la que se le unieron rescatistas y bomberos.

Después de un rato fue encontrado Vicente con claros signos de deshidratación y heridas evidentes en su rostro, cuero cabelludo y antebrazos. En ese momento se le aplicó un torniquete que evitó que se desangrara y pudiera contar luego de su historia.

No trascendió qué se hizo luego con el cuerpo del animal.