Padre e hija fallecen en río tratando de cruzar hacia Estados Unidos

0

La devastadora captura de un padre con su hija de once meses ha dejado de ser simple noticia de sucesos para relatar la gran crisis migratoria en América Latina que se vive con México como eje principal.

Antes de las consecuencias, los hechos: el cuerpo de un migrante salvadoreño fue encontrado el lunes 24 de junio junto al de su hija de menos de un año de edad en el río Bravo mientras intentaban llegar a Estados Unidos.

Oscar y Valeria Martínez eran los nombres de estas dos personas que intentaron cruzar la frontera que separa Estados Unidos de México. Fue justamente la madre de la menor de edad, llamada Tania Vanessa Ávalos, la que dio el aviso a las autoridades para ayudar en la búsqueda.

De acuerdo con las experticias, el lamentable suceso ocurrió justo un día antes de haber conseguido los cadáveres juntos flotando en el cuerpo de agua.

Padre e hija fallecen en río tratando de migrar de México a Estados Unidos
Foto vía AFP

La historia de la travesía de esta pareja junto a su hija comenzó en El Salvador. Él abandonó su puesto  en una pizzería y ella de cajera en un restaurante de comida china para adentrarse hacia el norte del continente y conseguir así mejor vida. Fue el 3 de abril en el que partieron de su hogar.

Cuentan los medios que al llegar a Matamoros (Tamaulipas, México) la familia salvadoreña se encontró con una ciudad colapsada por la migración. La larga lista de espera para ser atendidos por la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos fue la que los motivó a cruzar el río.

Ya el trío estaba radicado en un albergue para inmigrantes en la ciudad de Tapachula, Chiapas en la que incluso se les había aprobado una visa humanitaria que les permitía estar en México mientras pedían asilo en Estados Unidos.

Quizás te interese también: México dona 30 millones de dólares a El Salvador para frenar flujo de migrantes

Se indica según los familiares que para cruzar el afluente, el hombre primero pasó a la hija y luego al regresar a buscar a su mujer. Al hacerlo, se percataron de que la niña se había arrojado al agua.

Dado como fueron encontrados ambos, se especula que Oscar logró lanzarse al río para sacarla y la metió en su camiseta para no perderla, pero la corriente se los llevó a ambos y se terminaron ahogando.

Las autoridades de Tamaulipas han dicho a la prensa local e internacional que se pusieron en contacto con el consulado de El Salvador para asistir a Ávalos en lo necesario para entregar los restos que al momento de esta nota se encontraban en el Servicio Médico Forense.