Nube radioactiva detectada en Europa proviene de Rusia

0

Recientemente circuló en diferentes medios, la noticia sobre la presencia de una nube radiactiva al norte de Europa. Algunos medios se atrevieron a especular que la misma podría haberse originado en Chernobyl, escenario del peor accidente nuclear de la historia.

Efectivamente, en los últimos días países como Finlandia, Holanda, Noruega y Suecia, manifestaron haber observado isótopos radioactivos como rutenio, cobalto y cesio, aunque en niveles inofensivos para los seres humanos.

De acuerdo con información reseñada por Milenio, funcionarios del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos, aseguraron que los referidos isótopos tienen un origen artificial y provienen de Rusia.

También determinaron que, debido a su composición, podrían ser indicio de daños en un elemento combustible procedente de una planta de energía nuclear, aunque señalaron que no es posible identificar la fuente específica.

Por otro lado, el secretario de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares, Lassina Zerbo, anunció a través de twitter que los sensores de monitoreo en Suecia también detectaron el incremento de isótopos radioactivos al noroeste del territorio europeo.

Pero ni la autoridad de Seguridad Radiológica de Suecia, ni las instancias competentes de Finlandia y Noruega, han especulado acerca de la posible causa del aumento de los niveles de radioactividad registrados o la fuente potencial de los isótopos.

Tal vez te interese leer: Científicos mexicanos iniciarán pruebas de vacuna contra Covid-19

Por su parte, la agencia de noticias oficial rusa TASS, señaló que según un portavoz del operador nacional Rosenergoatom, ninguna de las dos plantas nucleares ubicadas al noroeste del país han reportado problemas, y ambas se encuentran operando con normalidad, es decir, “con niveles de radiación dentro de la norma”.

Cabe recordar que en el 2017 se había producido un incidente similar. Según publicación de la BBC, ningún gobierno se responsabilizó por aquel material radiactivo. No obstante, un estudio científico posterior demostró que el origen de la nube radiactiva fue una planta de preprocesamiento de combustible rusa.