Niño de ocho años se quitó la vida porque su familia le castigó quitándole el celular

0

Para nadie es un secreto el grave daño que algunos equipos tecnológicos pueden hacer en los niños y jóvenes. Los videojuegos, computadoras, tablets, smartphones, entre otros equipos de entretenimiento virtual, pueden hacer que los pequeños de la casa entren en un estado de abstracción tal que, no les interese divertirse al aire libre o interactuar con sus pares.

Además, numerosos estudios recientes han confirmado que, el que se exponga continuamente a un niño a largas horas de pantalla, puede ocasionarles frustración, ansiedad y obstaculiza el desarrollo natural de sus habilidades sociales. Por lo tanto, a todas luces, este es un aspecto que debe regularse y supervisarse constantemente.

Sin embargo, pese a los peligros que el exceso de uso de los aparatos ya mencionados, ocasionan en los menores de edad, no son pocos los padres que usan a su equipo celular como niñera, siendo un recurso indispensable en su “crianza” cuando el niño pide mucha atención.

De manera que, finalmente, los pequeños terminan bastante apegados a estos aparatos y cuando sus padres se dan cuenta de que están obsesionados, en muchos casos ya se encuentran fuera de control. Los berrinches por la privación de equipos celulares son cada vez más frecuentes y alarmantes.

niño con celular
Desde muy pequeños los niños de hoy tienen acceso a los smartphone y hace terribles rabietas si se los quitan| Foto vía: Pixabay

Ahora bien, un caso reciente ha resultado verdaderamente impactante, pues en una residencia ubicada en la calle Nopal de la colonia Atlampa, en Cuauhtémoc, México, un menor de tan solo 8 años de edad, no pudo soportar que su abuelo le quitara el celular para, según lo hablado con la familia, interactuara con ellos.

El lamentable suceso ocurrió cuando Kevin fue despojado de un teléfono celular para que pudiese compartir con su familia, a lo cual se negó, argumentando que no quería hablar con ellos y se dirigió molesto a su habitación.

La familia no se percató de lo que estaba haciendo el niño en la intimidad aunque más tarde, en declaraciones a la policía, dijeron que lo habían oído gemir y tirar objetos, pero que esto les pareció un berrinche sin importancia y no subieron a cerciorarse de lo que ocurría.

Finalmente, a las 20 horas, su hermana subió a la habitación encontrando al niño inconsciente por lo que, lo trasladaron de inmediato a un centro hospitalario. Allí constataron que el menor ya no contaba con signos vitales y se había quitado la vida con las agujetas de uno de sus tenis, misma que sujetó a su cama y, al tirar con fuerza, logró asfixiarse en tan solo dos minutos.

Ahora la familia enfrenta una investigación por el delito de homicidio culposo y durante el proceso, han declarado que Kevin no había mostrado comportamiento depresivo o iracundo antes, por lo que, no pensaron que un berrinche acabaría por ser mortal.

Quizás también te interese leer: Muere Bebé Recién Nacida Por Culpa De Un Beso

Sin duda este caso es una razón más para evitar que nuestros hijos sean adictos a los equipos electrónicos. Además, llama a la reflexión con respecto a la supervisión que los niños deben tener en todo momento, incluso cuando se tomen ciertas medidas disciplinarias con las que se aíslen.