¡Lo confundieron! El supuesto infiel, dueño del auto rayado no tiene esposa y menos amante

0

Hace menos de una semana, se hizo viral el caso de un hombre en Colima que recibió una sorpresa nada grata cuando, al salir de un bar se encontró con que su Jetta modelo 2019 había sido grafitiado rayando su pintura, con el fin de lograr el mensaje “No que no eras casado” acompañado de un dibujo de un cerdo.

Un restaurante tomó la foto del auto y esta se difundió rápidamente a través de las redes sociales, ocasionando que algunos hombres se solidarizaran mientras que muchas mujeres se sintieran plenamente identificadas y contentas de que cayera un traidor más.

Sin embargo, ahora se ha conocido que el hombre pagó una traición que no le correspondía pues, al ser entrevistado por el medio El Universal, Gerardo Ismael de 25 años, afirmó que ni siquiera vive en Colima y que se encontraba de visita, pero además, en definitiva fue confundido porque actualmente no tiene pareja sentimental.

Carro rayado por error
El carro se hizo viral rápidamente y muchos lo fotografiaron | Foto vía: Turquesa News

El hombre que no es casado, comprometido o ennoviado siquiera, declaró que se había enojado bastante cuando al estar de visita en la ciudad ya mencionada, pues su residencia queda en Guadalajara, Jalisco, entró a un bar  en la madrugada luego de haber realizado unas compras y al salir, encontró a su auto con la pintura arruinada.

Al siguiente día, la noticia comenzó a hacerse viral rápidamente de manera que, Gerardo se lo tomó con otra actitud. Hasta pudo reír con lo ocurrido porque al continuar haciendo diligencias en la ciudad, la noticia fue llegando a más personas y esto permitió que se solidarizaran con su caso, al punto de recibir servicios de hojalatería y pintura gratis.

Quizás también te interese leer: Mujer Raya “No Que No Eras Casado” En Auto De Presunto Infiel Y Se Hace Viral

De manera que, ahora que ya tiene su carro en óptimas condiciones nuevamente, Gerardo dice haber pasado la página y que entiende que, haya sido una persona traicionada o la delincuencia común, lo que le sucedió fue una cuestión de azar nada más. ¡Qué suerte para el verdadero infiel!