Estudios lo confirman: Cuidar los nietos prolonga la vida

0

Los resultados de un estudio científico se han convertido en una buena razón para no sentir tanta culpa cuando por algún motivo, recurrimos a nuestros padres para que nos ayuden con el cuidado de nuestros hijos, con cierta regularidad.

La investigación fue realizada por la Universidad Edith Cowan, en Australia, y publicada en mayo del 2017 con el título “Cuidar a alguien, dentro o fuera de la familia, se asocia con una menor mortalidad del cuidador”.

En este estudio, se evaluó la salud de 516 adultos mayores, de los cuales 80 se ocupaban del cuidado de sus nietos esporádicamente. Luego de considerar diferentes variables como edad, estado de salud o condiciones socioeconómicas, los investigadores observaron que estas 80 personas vivieron más tiempo que el resto de los participantes.

Según el informe el riesgo de muerte reduce hasta en un 37% en los siguientes 20 años. El médico David Coall, uno de los autores comentó sobre los abuelos: “Muchos de ellos hablan muy a menudo de la felicidad, la satisfacción y el orgullo que sienten cuando cuidan sus nietos”.

Abuela y su nieta
Los abuelos experimentan felicidad y orgullo al cuidar de sus nietos | Foto vía: Pixabay

Además de destacar los beneficios para la salud que tiene el actuar de forma altruista, el estudio señala que “Hay creciente evidencia de que estar con los nietos mejora la salud de los abuelos en las sociedades contemporáneas” ya que parece tener efectos positivos tanto en el funcionamiento cognitivo como el bienestar general, disminuyendo el riesgo de depresión.

Quizás también te interese leer: Estudio Confirma Que Mujeres Son Más Felices Con Hombres Feos

Todo esto explica el porqué de ese vínculo tan especial que se forma entre los abuelos y sus nietos. Y es que, cuando ya no tenemos que trabajar continúa siendo importante sentirnos necesitados y queridos. Esto, aunado a otros factores, como el socializar con amistades y mantenerse activos físicamente, hace que la vida de los abuelos sea mucho más longeva y placentera.