Encontró tesoro valorado en 250 mil dólares dentro de sofá usado que compró por 25 dólares

0

De entre las historias de mejores inversiones en definitiva debe entrar esta donde una mujer pagó 25 dólares por un sofá usado y terminó con un reloj de la marca Rolex valorado en más de 250 mil dólares.

La historia se sitúa en Canadá. La protagonista de esta historia quizás por protección no tiene nombre pero sí un buen relato a contar.

Según indica, en una tarde cualquiera se le cayó su teléfono móvil dentro de los almohadones de ese mueble donde se sentaba a diario en su sala. Al revisar con profundidad consiguió algo más que su dispositivo electrónico. Se trata de un reloj y no cualquiera. Es un Rolex modelo Dayona 6241 Paul Newman, uno de los más exclusivos y caros de la historia.

En su buena voluntad la persona que hizo el gran hallazgo le preguntó a su padre de 92 años, en apariencia compañero en el hogar, si era de su propiedad a lo que él respondió con un contundente no. Esto por la simple razón de que no se lo podía permitir.

En su buena voluntad contactó a la tienda de segunda mano donde adquirió el sofá para devolver el accesorio a su dueño original. Sin embargo, eso de haber pasado casi cinco años desde hizo la adquisición imposibilitó el rastreo.

Recurrió entonces a un famoso coleccionista de relojes llamado Paul Altieru. El hombre, también fundador de la firma Bob’s Watches, la ayudó a pulir el oro en el hallazgo que había hecho en la sala de su casa.

Se trata de un Rolex de lujo pero no cualquiera. Fue fabricado entre 1966 y 1969 con un stock de solo 3000 modelos, uno de los cuales fue subastado en excelentes condiciones durante 2017 por “tan solo” 15 millones de dólares.

Consiguió reloj valorado en 250 mil dólares dentro de sofá usado de 25 dólares que compró
Foto vía La Opinión

Quizás te interese también: Rey africano causa sensación en playas de México al vacacionar con sus 14 esposas

Uno de los asesores de Altiere hizo la valoración del hallazgo residencial en el equivalente a 250.000 dólares. Una diferencia enorme con respecto a los 25 dólares que gastó.

Después de haber agotado todas las vías para hacer la devolución respectiva, la mujer decidió hacer suyo ese dinero y reinvertirlo en la compra de una casa propia y hacerse una operación de pecho.