El Síndrome Anal Inquieto ¡Otra Secuela Del COVID-19!

0

El Covid-19 ha requerido bastantes horas de investigación por parte de la comunidad científica, aun así, todavía hay muchas cosas que se desconocen o que siguen sobre la mesa para tratar de indagar y entender a cabalidad todo lo que ocasiona.

Lo que sí puede afirmarse es que, El Covid-19 no afectas a todos de la misma manera, y que si bien se dijeron en un principio ciertas cosas como que, atacaba en mayor medida a los adultos, o a quienes tuvieran antecedentes sobre ciertas patologías, lo cierto es que, mientras más avanzaba la pandemia, más se caían las primeras premisas y llegaban otras.

Actualmente es casi impredecible saber a quién puede afectar hasta la muerte y a quien parece darle como un leve resfriado o más curioso aún, sin ningún síntoma.  Por eso, no es de extrañar que se descubran más secuelas de esta enfermedad.

La más reciente secuela descubierta ha sido el síndrome anal inquieto, el cual le fue diagnosticado a un hombre en Japón. El afectado había padecido COVID-19 y se le administró el debido tratamiento para su mejoría; favipiravir 200 mg y dexametasona 6,6 gm. Posterior a esto, unos 21 días después ya había recuperado su función respiratoria normal pero entonces, comenzó a presentar insomnio y ansiedad, al punto de no poder quedarse quieto.

El paciente además manifestó que sentía un dolor punzante en el ano, y al realizársele los debidos estudios, solo se encontraron hemorroides internas sin ningún otro tipo de lesión. De acuerdo a los estudios, se determinó que el hombre padecía del síndrome anal inquieto el cual al parecer está relacionado como una posible secuela del COVID-19.

hombre mal
Este padecimiento hace que la persona se mantenga en movimiento para aminorar el malestar | Foto vía: PIxabay

Este síndrome básicamente consiste en que el paciente padece un malestar anal profundo, el cual no le permite quedarse estático pues, aumenta la intensidad del malestar. Así es que, para tener alivio, la persona afectada debe mantenerse en movimiento, y este aminora con el ejercicio. Mientras que en horas de la noche, aumenta igualmente su intensidad.

Quizás también te interese leer: Tenía una vida como ejecutivo exitoso y renunció a esta para vivir en África rescatando animales

Actualmente continúan las investigaciones para confirmar que esta es una secuela más del COVID-19 que sigue causando estragos entre las personas que ha afectado.

Deja un comentario