Desayunar pastel de chocolate podría ayudar a bajar de peso

0

Para quienes pedían un respiro del régimen dietético quizás aquello considerado “fuera de la norma” como un buen pastel de chocolate podría terminar siendo una ayuda. Lo dice la ciencia: desayunar un pastel de chocolate podría terminar siendo un aliado al bajar de peso.

De acuerdo a un estudio científico en la Universidad de Tel Aviv, en Israel, indica que este suculento y clásico postre podría dejar de ser un enemigo al momento de mantener la línea. Se indica que todo podría darse siempre y cuando la porción no supere las 600 calorías y que se haga una armonía al mezclarlo con carbohidratos y proteínas.

La explicación académica para esto es que en la mañana el metabolismo se encuentra más activo y por ello, el cuerpo humano es capaz de quemar calorías de manera más natural que el resto del día. Por ello es que si se come durante el transcurso de la mañana junto a un buen desayuno, se puede evitar tener antojos culposos a lo largo de la jornada.

Para llegar a esta conclusión sometieron a estudio a unas 200 personas, entre hombres y mujeres. Todos tenían obesidad aunque estaban bajo una dieta especial.

El grupo fue seleccionado en dos partes: una fue sometida a una dieta baja en carbohidratos y sin superar las 300 calorías en el desayuno. La otra parte consumió 600 calorías sin dejar de lado carbohidratos y proteínas además de la pieza de pastel de chocolate.

El resultado dio justo lo que se menciona en esta nota y que llega como titulares: incorporar postres al desayuno o en la primera comida del día hace que las personas perdieran peso más rápido o incluso se mantenían con el mismo peso durante más tiempo.

Quizás te interese también: ONU pronostica fin de la vida en planeta Tierra en 30 años

Las cifras con las que respaldaron esta afirmación vinieron con el segundo grupo. Pese a que ambos bajaron de peso de igual forma después de 32 semanas, el que comió 600 calorías perdió una media de 18 kilogramos adicionales a los otros.

Los investigadores incluso no aconsejan abandonar los postres cuando se desea perder peso siempre y cuando se tomen en cuenta las medidas sugeridas por el nutriólogo y en los horarios adecuados porque solo se aumentaría el deseo y la ansiedad de consumirlos.

Como un plus mencionan la necesidad de añadir chocolate oscuro porque es benéfico para la salud al mejorar los niveles de energía del cuerpo sin riesgo de acumular colesterol gracias a sus ácidos grasos.