Científicos de Harvard y MIT trabajan en la creación de mascarilla que detecta el coronavirus

0

Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard y el Instituto de Massachusetts (MIT) se encuentra trabajando en la creación de una mascarilla o máscara fácil capaz de producir una señal cuando la persona que la porta ha sido infectada por coronavirus.

El equipo, liderado por Jim Collins, ha trabajado en el desarrollo de sensores capaces de detectar virus del 2014. Iniciaron sus investigaciones con el ébola, cuyos resultados publicaron por primera vez en 2016, cuando adaptaron la tecnología para aplicarla a la amenaza del zika de entonces.

Ahora el grupo está sumando esfuerzos para desarrollar una máscara capaz de producir una señal fluorescente cuando una persona infectada por coronavirus respire, tosa o estornude. Una tecnología que, de resultar exitosa facilitaría mucho la tarea del personal médico.

A pesar de que el proyecto se encuentra en su etapa inicial, los resultados de las pruebas que han venido realizando para medir la capacidad de los sensores parecen bastante prometedores, según Collins.

mascarilla
El equipo de científicos trabaja está trabajando para adaptar la tecnología y aplicarla en la lucha contra el Covid-19 | Foto ilustrativa via Pixabay

De acuerdo con información suministrada en la web businessinsider, estos sensores necesitan dos elementos para activarse: humedad, emitida por nuestros cuerpos a través de partículas de moco o saliva y la detección de la secuencia genética del virus.

Según Collins, los sensores solo necesitan identificar un pequeño segmento de la secuencia de ADN para detectar el virus. Luego de lo cual, podrá emitir la señal fluorescente en un lapso de tiempo aproximado de tres horas.

Tal vez te interese leer: Se forma enorme fila en OXXO tras enterarse los transeúntes de que había cerveza

Esta señal, que no se puede ver a simple vista, se podría observar con un dispositivo llamado fluorímetro. Aunque en el pasado el equipo también desarrolló sensores que podían cambiar de color, lo que también sería una posibilidad en este caso.

Los sensores ofrecerían una forma de detección más económica y rápida. Pues actualmente las pruebas de coronavirus demoran horas y los resultados se obtienen varios días después. También serían una opción más acertada que los controles de temperatura, porque podrían detectar casos incluso en pacientes asintomáticos.