Burro criado en casa actúa como perrito al ver a su amo

0

Entre tantas noticias sobre el Coronavirus, es bueno saber que el distanciamiento no incluye a este burro que actúa como perro al ver a su amo llegando a casa.

La peculiar historia transcurre en Oatman, Arizona, en Estados Unidos. El protagonista del mundo animal se llama Walter, un pequeño burro adoptado en casa que se comporta como la mascota como fue criada.

De hecho son sus “padres” adoptivos y dueños del hogar, Kelly y Brad Blake, quienes aseguran a los medios que sus inusuales hábitos se deben más que nada a sus tres hermanos caninos.

Según cuentan los Blake, el burro solo ha querido encajar en el hogar que los acogió y lo ha hecho imitando a los otros animales que lo han acompañado en su existencia: tres perros pastor alemán de los que ha aprendido todo.

Aun cuando luce extraño, su familia asegura amarlo sin importar su raro y divertido comportamiento.

“Tenemos burros salvajes que deambulan por la ciudad. La mamá de Walter lo rechazó porque era demasiado joven”, asegura la ahora progenitora de este cuento.

Cuando era bebé, Walter estaba en el hogar de paso, el personal de la Oficina de Administración de Tierras intentaron hacer que la madre se llevara a su cría pero fue en vano.

Haz Clic sobre la Imagen para Reservar Tu Mesa VIP Hora Mismo

Después de varios intentos, llamaron a los Blake y les preguntaron si quería quedarse con este. No lo dudaron y el burro no tardó en adaptarse en el nuevo sitio.

Ahora que ha crecido, se comporta como si fuera un perro más, aunque claramente no lo es.

“Tenemos tres pastores alemanes y todos ayudaron al bebé Walter desde el primer día. Nos han ayudado a criarlo y enseñarle modales en la casa”, dice Blake sobre su forma de ser.

Quizás te interese también: Sueña Ser Veterinario Y Reta A La Deserción Montado En “Peña Nieto”, Su Burro De Transporte

El detalle más llamativo de la personalidad de perro que tiene Walter es cuando demuestra emoción y salta de alegría al ver que su padre llega de viaje. Hace gestos como si se tratara de un canino más, como menear la cola y acostarse en el sofá a su lado para tomar siestas.

Tan común se hace todo que los paseos en el desierto son de una manada de perros, con el burro siendo uno más de ellos.

Tanta atención lo convirtió en una celebridad local que se sigue alimentando a través de las redes sociales que atienden los dueños del hogar. Según relatan, esto se devuelve a la comunidad trabajando en pro de organizaciones benéficas.

Deja un comentario