Arrestan a un loro “narco” que alertaba a la banda cuando venía la policía

0

El narcotráfico se encuentra en constante invención de métodos que les permita realizar sus movimientos fraudulentos sin ser detectados por las autoridades. En esta oportunidad hablaremos sobre un método algo peculiar, el hecho ocurrió al noreste de Brasil donde un grupo de narcotraficantes utilizaban a un pequeño lorito para realizar sus labores ilegales.

El loro servía como vigilante pues había sido entrenado para que al momento de ver policías, alertara sobre la presencia de ellos. Todo ocurrió cuando Policías pertenecientes al 17º Batallón Militar realizaban una guardia en la comunidad de Vila Irma Dulce, en el estado Piauí, en Brasil, cuando llegaron a observar como un hombre acababa de comprar drogas en las afueras de una casa.

Cuando los oficiales de policía se estaban acercando al domicilio, escucharon claramente cuando un loro comenzó a repetir lo siguiente “Mama, la policía” hecho ante el cual, los oficiales exclamaron “¡De seguro fue entrenado para eso!”

Quizás también te interese: Morena propone venta de cervezas “al tiempo” para desalentar consumo

Una vez que ingresaron a la casa lograron arrestar a una mujer a la cual le llamaban “India”,  quien en dos ocasiones ya había sido arrestada por el cargo de tráfico de drogas, de igual modo el esposo de esta mujer fue arrestado al encontrarle cuatro paquetes con crack.

El particular loro, que ha sido apodado Papagaio do Tráfico o Loro traficante de drogas, fue llevado al Zoológico de Teresina, en donde se realizan análisis de su estado físico y luego en unos tres meses habrá aprendido a volar y posteriormente será liberado. Ciertamente esta no es la primera vez que un animal se ve relacionado al narcotráfico dentro de Brasil. Pues en el año 2008, la policía de Río de Janeiro encontró y aseguraron a dos cocodrilos que eran utilizados para devorar a traficantes rivales.

Por ahora el pequeño lorito afortunadamente ha sido rescatado y cumplirá su sentencia en el zoológico para luego volver al mundo animal rehabilitado y listo para vivir una vida plena.